control de plagas

Control de plagas

TRATAMIENTOS FITOSANITARIOS

este servicio de tratamientos contra las plagas y enfermedades se orienta a desarrollar controles preventivos y curativos en árboles, arbustos, plantas, praderas, etc. que son susceptibles inciertos períodos del año al ataque de insectos y hongos. bacterias. virus, etc.

TRATAMIENTOS DE INVIERNO

los tratamientos de invierno son muy importantes para rebajar las poblaciones de plagas y enfermedades presentes en las plantaciones y reducir en muchos casos el número de aplicaciones plaguicidas a realizar durante la campaña. estos tratamientos son básicos en la producción integrada y en los programas de control integrado de plagas. existen diversas posibilidades, debiéndose elegir la estrategia de tratamiento que más se acomode al estado fitosanitario de cada plantación durante el invierno, es un buen momento para hacer uno o dos tratamiento contra las principales plagas enfermedades. a observar son: huevos de araña roja y pulgones.
crisálidas de insectos, principalmente en la base de los troncos.
ramas total o parcialmente secas (fusicoccum monilia, etc.).
brotes y ramas atacados por oidio y moteado.
escudos de hembras de piojo de san josé, etc.
abolladura y cribado. chancros
psila, adultos, huevos, eriófidos, sesera pyrina

podas en general

Control de plagas

1. las podas son necesarias tanto en arbolado como en arbustos, por varios motivos. rejuvenecer las plantas y árboles.

2. eliminación de ramas molestas rotas o chupones

3. vigorizar la planta para mejorar su floración y frutos o simplemente prepararla para trasplante.

4. en la jardinería arce conocemos las necesidades y la biología de las distintas especies así como las normas de seguridad que deben aplicar en los trabajos. esencial usar en cada caso

5. la técnica de poda adecuada, ya que una operación incorrecta puede causar daños que permanecerán en el árbol durante toda su vida, comprometiendo su estructura y salud y convirtiéndolo en un árbol peligroso.

objetivos de la poda:

1. conseguir y mantener un desarrollo adecuado de los ejemplares, manteniendo y mejorando su salud y estructura.

2. adecuar el árbol a las necesidades de uso del espacio donde se desarrolla.

3. evitar el desprendimiento de ramas que podrían causar daños a las personas y bienes.

4. evitar el rozamiento de ramas que podrían causar daños o inconvenientes a edificios e infraestructuras o al árbol mismo.

5. descargar de peso aquellos árboles con riesgo de caída o rotura.

6. formar correctamente los árboles, reformar aquéllos que están mal formados o requilibrar la copa de un árbol de copa desequilibrada.

7. conseguir, en algunos casos, el máximo desarrollo de las copas de los árboles de sombra.

8. evitar, en algunos casos, que las plagas o enfermedades se extiendan, suprimiendo ramaje y follaje secos o afectados. etc.

instalación el riego

Control de plagas

es imprescindible la instalación de un sistema de riego automático es algo que deberíamos meditar seriamente al diseñar nuestro jardín. aunque se trate de un jardín de pequeño tamaño.el riego automático, debe ser una tarea a realizar al tiempo que diseñamos nuestro jardín. nunca debe dejarse para después. aun en los menos sofisticados deberemos instalar tubos, conducciones de agua, aspersores, etc., y debemos tener claro por donde irán de forma que resulten lo menos visibles.

riego por aspersión:

se trata de otra de las grandes modalidades de riego en nuestros jardines. la idea del riego por aspersión es utilizar aspersores, pulverizadores, para crear una fina lluvia de gotas pulverizadas que caigan sobre la superficie a regar. se trata quizá del riego que más se parece a la lluvia natural. el sistema de riego por aspersión presenta algunos inconvenientes. el primero es que se necesita una cierta presión de agua para que resulte eficaz, esto implica que igual necesitamos recurrir a bombas de agua aunque utilicemos agua de la red general. otro problema es que el riego se verá muy afectado por el viento: si éste es fuerte arrastrará las gotas de agua impidiendo regar adecuadamente precisamente cuando más se necesita. finalmente se debe considerar el factor económico. el riego por aspersión no es de los que más agua consume, pero tampoco es de los más ahorrativos. en caso de escasez, convendría recurrir a sistemas por goteo.

riego por goteo:

el riego por goteo, es una solución muy adecuada que aúna la automatización con el ahorro de agua. el principio de funcionamiento es sencillo: el agua se extrae de un depósito mediante una bomba de agua, o sin necesidad de bomba si ésta se extrae directamente de la red de agua corriente, y se distribuye luego mediante conducciones adecuadas por todo el jardín, llegando gota a gota a la tierra en los puntos donde se necesita. es decir, allí donde hay plantas. si lo combinamos además con un temporizador logramos maximizar el ahorro: se mantiene la humedad únicamente donde se necesita, en las raíces de las diferentes plantas. el ahorro en agua puede llegar hasta al 60%.